Mediante un complejo proceso de reciclaje separamos los diferentes componentes del neumatico o desperdicio de caucho para transformarlos en materia prima y fabricar nuevos productos con valor agregado.